09 octubre, 2013

Cómo tratar la piel grasosa usando tomates

Los tomates son fabulosos para la piel ya que tienen propiedades resfrescantes y astringentes. Son ricos en vitamina C haciéndoles útiles ara el tratamiento del acné y para darle vida a la piel opaca. Los tomates también contienen vitamina A la cual es necesaria para tener una piel saludable. Es naturalmente ácido lo cual ayuda al equilibro de la piel y a librarse del exceso de grasa. También hay muchos antioxidantes presentes en los tomates.


Mascarilla facial de tomate

cc-by-2.0


  1. Corta un tomate a la mitad con un cuchillo afilado. Frota las mitades de tomate en tu piel.
  2. Deja el jugo de tomate en tu rostro por la menos 15 minutos. Deja que la piel se empape del jugo, para que entre hasta los poros. 
  3. Enjuaga tu piel con agua bien fría. El agua fría ayuda a cerrar los poros de la piel y ayuda a evitar que las bacterias se extiendan además de sellar la humectación. Luego seca sin frotar (dando golpecitos) con la toalla. 

Mascarilla reductora de poros

cc-by-2.0



  1. Combina una cucharada de jugo de tomate con 2 a 4 cucharaditas de jugo de lima fresco.
  2. Aplica esta mezcla a cualquier parte de tu cuerpo y déjalo por un mínimo de 15 minutos.
  3. Enjuaga y seca tal y como se ha explicado previamente. 

Mascarilla limpiadora

cc-by-2.0



  1. Machaca un tomate con un aguacate.
  2. Aplica suavemente la mezcla sobre la cara.
  3. Déjatela puesta durante 20-30 minutos antes de enjuagar. Esta mascarilla es especialmente buena para la piel mixta. Por un lado el tomate aportará frescura y eliminará el exceso de grasa y a la vez el aguacate aportará sus propiedades antisépticas e hidratantes.
  4. Enjuaga y seca tu cara como se ha explicado previamente.

 Mascarilla refrescante 

  1. Esta mascarilla será especialmente útil para aquellos que tengan la cara quemada por el sol Tritura medio tomate y mézclalo con 2 cucharadas de yogurt. 
  2. Aplícalo de forma pareja sobre la cara y déjalo por al menos 20 minutos.
  3. Enjuaga y seca tu cara como se ha explicado previamente.

Información adicional:



  • Opcional: Para hacer que la mascarilla reductora de poros sea más espesa, omite el limón y mezcla el jugo de tomate con un poco de miel en un recipiente. La miel es un humectante natural con propiedades antibacteriales, las cuales son necesarias para eliminar las bacterias en el acné. 
  • Los tomates son ácidos y contienen potasio y Vitamina C. ¡Por eso los tomates son excelentes para la piel grasosa! 
  • Seca tu cara dando golpecitos con una toalla. No la frotes, ya que esto puede esparcir las bacterias, y causar granos. También aumenta la probabilidad de tener más arrugas. 
  • Puedes usar estos tratamientos tanto como quieras, 2-3 veces a la semana sería lo ideal.


Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons