05 julio, 2014

Cómo preparar chocolate caliente

El chocolate caliente es una bebida deliciosa y reconfortante, especialmente durante los meses fríos de invierno. De ser enfriado, tendrás una bebida refrescante o posiblemente un postre dependiendo de cómo lo hagas. El chocolate caliente no debe ser confundido con el cacao caliente. El primero es hecho con el chocolate real y es una bebida más rica, más sustancial. El segundo es producido del polvo de cacao o de un producto fabricado que contiene el polvo de cacao tales como los que están disponibles en supermercados. Este artículo servirá como una guía de cómo se puede preparar el chocolate caliente. Experimenta con tus propias recetas y ve lo que puedes crear. Las posibilidades son infinitas.
Cómo preparar chocolate caliente
cc-by-nc-sa-2.0

Preparación


  1. Consigue algún chocolate de buena calidad. Este puede ser de leche, chocolate oscuro o blanco, depende de tus preferencias y sabores que deseas añadir. 
  2. Corta el chocolate finamente sobre una tabla de cortar limpia o en el mostrador. Uno de los modos más fáciles de cortar el chocolate es usar un cuchillo tipo serrucho. Asegúrate de que la superficie cortante no ha sido expuesta a cebollas u otros productos de alimentación que huelan fuerte. Los olores residuales pueden contaminar el chocolate e impartir sabores indeseables. 
  3. La cantidad de chocolate que se utiliza depende de qué tan fuerte y rico deseas que sea la bebida. Un buen punto de partida es 25 gramos de chocolate por taza. Si necesitas más chocolate simplemente añádelo. 
  4. Enciende la estufa en una temperatura media-baja o baja. Vierte la leche o el agua en la olla y con cuidado añade el chocolate cortado. Una alternativa al calor directo es hervir por más tiempo. Si eliges hervir el doble, coloca una olla de agua a fuego alto y pon un recipiente de metal en la parte superior. 
  5. Agrega el chocolate y revuelve mientras se cocina por algunos minutos hasta que esté completamente derretido, una vez que el agua ha alcanzado el punto de ebullición. Luego, agrega la crema y el chocolate, revuelva con eficacia haciendo un ganache (cobertura de pastel). El ganache se añadirá a su taza de leche caliente cuando haya terminado. Agrega todas las especias o saborizantes sugeridos debajo del ganache mientras agitas la crema. (Si utilizas el método de hervir el doble se debería hacer más difícil quemar la calidad del chocolate, pero ten cuidado con el recipiente porque se calienta).
    •  Algunas personas prefieren leche para un sabor más rico y espeso, mientras otros prefieren usar agua. La decisión aquí es tuya, pero independientemente de lo que uses, asegúrate de que cada porción de chocolate caliente es de al menos 4oz (120ml) para una bebida más rica y 8oz (240ml) para una bebida más suave. 
    • En este punto es donde puedes agregar licor si lo deseas. Si lo haces, parte del licor se quemará y le dará un mejor sabor. 
    • Las especias y saborizantes se pueden agregar ahora. Para aumentar la presencia del sabor del chocolate caliente, necesitarás dar oportunidad de que se remojen durante un tiempo prolongado. Sin embargo, si deseas un sabor menos pronunciado, no las agregues por ahora. 
  6. Revuelve constantemente con un batidor hasta que el líquido y el chocolate se combinen completamente. Justo cuando crees que los dos están incorporados, notarás manchas negras esparcidas en el chocolate. Estas manchas son pedacitos de chocolate sin derretir, por lo que debes seguir revolviendo hasta que desaparezcan. A veces, es necesario batir con fuerza para disolver el chocolate que no se haya derretido completamente. Si la mezcla se calienta demasiado, o si sientes que se puede quemar, retira la olla del fuego y continúa revolviendo, esto permite reducir la temperatura. Regresa la olla al fuego una vez que la mezcla se ha enfriado. 
  7.  Añade las especias o saborizantes deseados una vez que se tiene el líquido totalmente emulsionado en la olla. También puedes agregar licor, pero si lo haces ahora, podrías encontrar demasiado fuerte el sabor, porque el alcohol no ha tenido la oportunidad de evaporarse. 
  8. Apaga el fuego y vierte el chocolate inmediatamente en los vasos. Adorna con lo que desees, como hojas de menta, canela o crema batida.
  9. Agrégale crema batida o malvaviscos, o ambos, y un espolvorea un poco de cocoa en polvo ¡Disfrútalo! ¡Diviértete y prueba con todo tipo de variaciones! 

Algunos consejos adicionales

  • ¡Una pizca de sal hace que el chocolate tenga más sabor a chocolate! Si tienes un poco de chocolate sin azúcar, el chocolate caliente es un gran modo de usarlo, solo añade un poco de azúcar para azucararlo. 
  • El espesor del chocolate caliente por lo general determinará cuánto van a beber o servirse los demás. Por lo general, una bebida espesa debe ser servida en tazas de 4 oz como una taza de café debido a la densidad de la bebida. En una menos espesa, menos chocolate puede ser servido, en envases tales como tazas de café o tazas. 
  • El contenido de cacao del chocolate contribuirá en gran medida al sabor y la intensidad de la bebida. Por ejemplo, el chocolate caliente hecho con el 85% de chocolate será fuerte y no tan dulce como la mayoría de las personas están familiarizadas. Para equilibrar esto, añada azúcar, chocolate más dulce o el chocolate de leche para un sabor más parejo. 
  • Combina diferentes chocolates de diversos orígenes, porcentajes y tipos, incluso, mezclar leche con chocolate oscuro. Incluso puedes utilizar las barras de sabor. 
  • Puedes añadir una o dos cucharadas de crema. Una pizca de fécula de maíz puede ayudar a espesar el chocolate, si lo prefieres con una textura más gruesa. Asegúrate de tamizarlo de modo que tu chocolate no termine granulado. Guarda el chocolate en partes no usadas del refrigerador para que lo disfrutes en otro momento. O bien, refrigera por completo para concluir con algo frío y refrescante. Sólo agítalo para redistribuir el chocolate, ya que se colocará y se separará. Experimenta con diferentes hierbas y especias, como albahaca, hinojo, tomillo, nuez moscada y jengibre. Combina las hierbas con las frutas. ¡La canela es una gran adición! Juega un poco al momento de añadir.

Haz tus propios malvaviscos

Cómo hacer malvaviscos
Cómo hacer malvaviscos

Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons