11 octubre, 2014

Cómo hacer malvaviscos

Si nunca has hecho tus propios malvaviscos, dales una oportunidad. Son mucho más sabrosos que los que compras en la tienda y son divertidos de hacer. Un paquete de malvaviscos caseros es un regalo perfecto, y son un añadido sabroso para taza de chocolate caliente o para una fogata.
Cómo hacer malvaviscos
cc-by-nc-nd-2.0

Ingredientes


  • ½ taza (125 mililitros) de agua fría
  • 3 sobrecitos (21 g, o unas 3 cucharadas grandes) de gelatina sin sabor
  • 2/3 taza (157 mililitros) de jarabe de maíz
  • 2 tazas (400 g) de azúcar granulada
  • ¼ taza (62 mililitros) de agua
  • ¼ cucharada pequeña (1.5 g) de sal
  • de 1 a 3 cucharadas (15 a 45 mililitros) de extracto de vainilla o otro sabor
  • maicena 
  • azúcar en polvo
  • colorantes de alimentos (opcional)
  • una bandeja para galletas de unos 22 centímetros de diámetro
  • envoltorio de plástico.
  • un tazón
  • una batidora eléctrica
  • termómetro de dulces. Una cazuela pequeña
  • un difusor de calor (opcional)
  • tijeras de cocina o cortador de pizza
  • papel encerado o papel para cocinar
  • recipientes para el almacenamiento


Procedimiento


Cómo hacer malvaviscos
  1.  Reúne los ingredientes y los utensilios antes de empezar a cocinar. Necesitarás todo a la mano durante todo el proceso.
  2. Prepara una mezcla en partes iguales de azúcar en polvo y maicena. Mezcla una taza de cada ingrediente en un tazón y tenlo a mano. 
  3. Prepara una bandeja para hacer galletas. Los malvaviscos son muy pegajosos. Cúbrela con plástico de embalaje, papel encerado o papel de cocinar para limpiarlo más fácilmente.
    •  Impregna bien la superficie con spray de cocina o vierte algo de aceite. Asegúrate de que toda la superficie esté resbaladiza. Puedes usar una bandeja para hacer galletas de silicona para que no se pegue. Vierte el polvo de azúcar y harina en la superficie. Quita el exceso y guárdalo en el cuenco para usarlo después. 
  4. Vierte los 3 sobrecitos de gelatina en la batidora eléctrica.
  5. Pon media taza de agua fría con la gelatina.
  6. Deja que repose durante 10 minutos mientras preparas el jarabe de maíz con azúcar. La gelatina crecerá durante este tiempo. 
  7. Combina 2 tazas de azúcar granulado con ¼ de taza de agua y ⅔ tazas de jarabe de maíz en una olla pequeña. 
  8.  Haz que la mezcla se cueza y hierva.
  9. Pon un termómetro de dulces y espera hasta que la temperatura sea exactamente de  117°C (244°F). 
  10. Vierte la mezcla de azúcar hirviendo en la mezcla de gelatina y empieza a mezclarlos a velocidad máxima. Mientras lo mezclas, añade ¼ de cucharada pequeña de sal y sigue batiendo al menos durante 15 minutos.
  11. Añade el extracto de vainilla para darle sabor al final de esos 15 minutos. Añade el colorante en este paso si quieres.
  12.  Vierte la mezcla en una cazuela preparada. Te ayudará si echas aceite en tus manos, cuchara y espátula antes de empezar.
  13.  Espolvorea más harina de maíz en lo alto y si quieres cúbrelo con otra pieza de plástico y aplasta la mezcla contra la cazuela. 
  14. Deja que los malvaviscos se asienten por al menos cuatro horas a temperatura ambiente. 
  15. Quita un buen pedazo de masa de malvavisco de la cazuela y espolvorea un poco más de harina de maíz. 
  16. Corta la masa en formas cuadradas con unas tijeras de cocina o un cortador de pizza. Puedes usar moldes de galletas para hacerles formas. Separa las piezas para que no se peguen entre ellas.
  17. Echa las piezas con azúcar en polvo para que no se pequen entre sí. 
  18. Guarda los malvaviscos en contenedores con láminas de papel encerado entre cada capa. 19 Sírvelos para comer. 

Te presente lo siguiente

  • Observa la temperatura con cuidado para que salgan los mejores malvaviscos posibles. 
  • Deja los utensilios en remojo con agua caliente y jabonosa para que se despeguen los restos. 
  • Los malvaviscos tomarán la forma de tu cazuela. Si quieres puedes meterlos en moldes con formas para tener formas más originales.Asegúrate engrasarlos y cubrirlos con maicena para que no se pegue la masa. 
  • Moja de aceite y maicena tus manos y cualquier utensilio que vayas a utilizar para que no se les pegue nada. La masa de malvavisco es muy pegajosa y difícil de limpiar.  
  • Un difusor de calor entre el quemador y la cazuela pequeña ayudarán a que la mezcla se caliente mejor. 
  • Ten cuidado cuando cuezas el azúcar, ya que podría quemarte. 
  • Puedes ponerlos en bolsas transparentes y amarrarla con listones para darlos como regalos. Cómo hacer malvaviscos

Fotos:(CC) - Bryan Ochalla(CC) - Jodimichelle


Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons