09 marzo, 2017

Administrar el tiempo

A veces podría parecer que el día no tiene suficientes horas para poder terminar todo lo que se necesita hacer. Un poco de organización básica y algunas técnicas de administración de tiempo pueden ayudarnos a maximizar el tiempo que tenemos. Aprende a organizar el tiempo sabiamente para hacer más cosas en el tiempo que tienes.
cc-by-2.0
  1. Utiliza un calendario. La simple adición de un calendario o de una agenda a tus herramientas organizacionales te ayudará a organizar tu tiempo de forma eficiente. Añade a tu calendario cada fecha límite nueva, cada asignación o cada reunión, y tómate el tiempo de revisarlo cada mañana para que sepas que te depara el día. 
  2. Evita designar un periodo de tiempo para dos cosas. Organiza tu calendario evitando agendar o comprometerte con demasiados proyectos o eventos al mismo tiempo. Revisa tu calendario antes de acordar algo para verificar que tienes libre el tiempo necesario, esto mantendrá organizado tu tiempo y te mantendrá en contacto con tu calendario regular. 
  3. Omite las distracciones. Organiza de forma productiva tu tiempo al quitar las cosas que podrían ser una distracción o hacer que te salgas del programa. Ten la televisión y los videojuegos fuera del área de estudio o paga las cuentas para que te concentres en las cosas que necesitas hacer primero y deja la diversión para después. 
  4. Establece prioridades. Administra sabiamente tu tiempo al planear cumplir con lo más importante o al planear primero las cosas que tienen límite de tiempo, señálalas en tu calendario con un color de marcador especial o con una calcomanía pequeña. Programa primero estas tareas de mayor prioridad para darte el tiempo suficiente para terminarlas, después trabaja con las cosas que se vean menos afectadas por los horarios entre las que tienen mayor prioridad. 
  5. Sé realista. Asigna una cantidad realista de tiempo para terminar cada tarea. Si crees que algo te tomará entre media hora y una hora para terminarlo, tómate toda la hora. Ser realista acerca de cuánto tiempo te tomará hacer algo evitará que te abrumes o que te saltes cosas del calendario. 
  6. Agenda las cosas básicas. Recuerda incluir tiempo en tu calendario para las cosas del día a día, como comer y bañarte. Puede ser que des esto por hecho, pero es importante que designes tiempo para ello entre tus otras tareas, para asegurarte de no saltarte nada y que tampoco te saquen del programa. 
  7. Usa un sistema para recordar lo que tienes que hacer. Usa recordatorios sencillos además de tu planificador diario para ayudarte a recordar las tareas importantes o las fechas límites. Usa notas escritas, de voz o alertas de texto en tu celular a ciertas horas para recordarte hacer algo o que tienes algo programado. Este sistema de apoyo ayudará a que no se te olviden las cosas. 
  8. Pide ayuda. Pídele ayuda a alguien y delega las tareas más pequeñas de ser necesario. Esto beneficiará a todo tu programa si te tragas el orgullo y le pides a alguien que te ayude con algunos quehaceres del hogar o que se haga cargo de la cena en una noche ocupada. 

Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons