16 marzo, 2017

Cómo saber si el microondas tiene fugas


Estar expuesto a altos niveles de radiación de microondas puede causar problemas para la salud, como cataratas y quemaduras en la piel. Aunque la mayoría de las fugas de radiación de los hornos de microondas son considerablemente pequeñas para representar un riesgo para la salud, un microondas que tiene alguna fuga de radiación puede acarrear riesgos desconocidos para tu salud y además puede tener un funcionamiento menos eficiente de lo que esperas. En esta guía aprenderás cómo controlar si tu microondas tiene alguna fuga de radiación y no necesitarás herramientas o experiencia técnica de ningún tipo.
cc-by-nc-nd-2.0

Con computadora portátil y red inalámbrica


Este método es el que funciona mejor porque los microondas y las redes inalámbricas operan casi en la misma frecuencia electromagnética (entre 2.4 y 2.5 GHz).


  1. Desconecta de la corriente eléctrica tu horno de microondas. Debes desconectarlo de la corriente eléctrica que proviene de la red doméstica de electricidad, no basta con tan solo apagar tu microondas.
    • (No se recomienda usar adaptadores de enchufes como los que se muestran en la foto de arriba, porque la pata a tierra de estos puede ayudar a disipar la energía del microondas no deseada. Además, es más seguro a nivel eléctrico no quitar la para a tierra).
  2. Revisa que tu computadora portátil tenga la tarjeta inalámbrica 802.11, que esta funcione y esté conectada a la red inalámbrica de tu internet local.
  3. Coloca tu computadora portátil dentro del microondas, pero ¡NO enciendas el microondas!
  4. Cierra la puerta del horno de microondas.
  5. Comprueba el estado de la conexión inalámbrica. Si tu computadora portátil continúa conectada a tu red inalámbrica de internet local aun dentro del microondas, este tiene alguna fuga de radiación. Si tu computadora portátil se desconecta de la red, tu horno de microondas no tiene fugas y todo se encuentra bien.


Con una bombilla fluorescente


Este método solo funciona en hornos de microondas con grandes fugas de radiación.

  1. Busca una bombilla fluorescente.
  2. Oscurece la habitación.
  3. Pon en funcionamiento el horno de microondas y coloca la bombilla fluorescente cerca de la puerta del microondas. Si bien normalmente no se recomienda usar el microondas sin nada adentro, en este breve experimento, es mejor no poner nada dentro del horno. Si tu microondas es de antes de los 80, entonces sí pon dentro un vaso de agua.
  4. Observa si ocurre algún cambio en la bombilla fluorescente. Si tu microondas tiene una fuga grande de radiación, la bombilla se encenderá y emitirá luz.

Con llaves o con un cubo de flash

  1. Con el horno de microondas encendido y funcionando, coloca un juego de llaves de tu casa o del automóvil (realmente no importa) cerca de la puerta del microondas. Sostén las llaves a una distancia de 5 a 10 cm.
  2. Observa si saltan chispas de las llaves. ¿Ves alguna? Entonces tiene una fuga, debido a que el blindaje metálico a la interferencia electromagnética del horno de microondas, no está funcionando adecuadamente.
  3. Desconecta el microondas y llévalo a reparar a un lugar autorizado, para que le retiren el blindaje a la interferencia electromagnética defectuoso y le coloquen uno nuevo. Esta es una reparación barata y sencilla de hacer.
  4. Otro método (similar al de las llaves), es el de utilizar un cubo de flash (como los que usan las cámaras fotográficas). Mientras el horno de microondas se encuentra encendido, mueve el flash a lo largo de la puerta del horno, y si este dispositivo se enciende y se apaga, esto te indica que tienes una fuga de radiación.

¿Qué hacer a continuación?

Si encuentras alguna fuga, o si aún crees que tu horno de microondas tiene alguna fuga incluso cuando ninguno de estos métodos demostró la presencia de la fuga, aquí te listamos algunas sugerencias para saber qué hacer.


  1. Revisa las bisagras, el cerrojo, el panel y el sello de la puerta. Si tu microondas posee fugas de radiación, comúnmente esta se debe a que alguno de los componentes de la puerta del microondas, anteriormente mencionados, se encuentra roto o no funciona adecuadamente. Alguna de las siguientes señales puede indicar alguna fuga de radiación:
    • Observa y busca si las bisagras o algún sello de la puerta tienen grietas.
    • Busca si los sellos se encuentran desgastados.
    • Busca si la puerta frontal del microondas, tiene abolladuras o alguna fractura.
  2. Lleva el microondas a un profesional para que compruebe si este tiene alguna fuga de radiación y si la tiene, lo repare. Toma en cuenta que la Agencia de Alimentos y Drogas de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) no certifica ningún tipo de protector de fugas para el hogar, los que se venden con un precio entre 10 a 50 dólares estadounidenses. 
    • De hecho, la FDA afirma que ha probado algunos de ellos y estos no se desempeñaron adecuadamente. Además dice que este tipo de reparación solo se debe utilizar en pequeñas fugas de radiación. La realidad es que para efectuar las pruebas necesarias para determinar fugas de radiación, se requiere utilizar equipos caros como una sonda de radiación de radiofrecuencia. 
    • Además es necesario tener una capacitación técnica. Los dispositivos de pruebas utilizados por las autoridades de salud pública para medir las fugas de radiación de los hornos de microondas son muy precisos y estos se encuentran propiamente calibrados y funcionales; por lo tanto, la FDA recomienda lo siguiente:
    • No utilices el horno de microondas, si la puerta no cierra apropiadamente, o si esta se encuentra abollada, fracturada o dañada.
    • Contacta al fabricante, o algún servicio de reparación de hornos de microondas, al departamento de salud o alguna institución avalada por el gobierno, para la reparación o el control de alguna fuga de radiación que te tenga preocupado.
  3. Nota acerca del uso de un teléfono celular para probar si tu horno de microondas tiene fugas
  4. Algunas páginas web recomiendan el uso de un teléfono celular para probar si existen fugas de radiación. En este método debes de colocar tu teléfono celular dentro del horno, cerrar la puerta, y tratar de llamar a tu número de celular.
    •  Si tu celular recibe la llamada, esto quiere decir que tu horno de microondas tiene alguna fuga. Sin embargo, este método está errado, porque los teléfonos celulares utilizan frecuencias diferentes a las utilizadas por los hornos de microondas. Aunque tu celular reciba y suene dentro del horno, esto no significa que tienes alguna fuga, así que no hay que preocuparse. La protección que tiene el horno está específicamente diseñada para las frecuencias de microondas (2.4 GHz) y no se espera que no permita el paso de otras frecuencias (los celulares funcionan en el rango de 800-1900 MHz).

Consejos adicionales


  • Si tu horno de microondas es antiguo, recíclalo. Si reciclas o donas un microondas que posee fugas, coloca una nota que indique que el horno de microondas tiene fugas, así las personas que reciban el horno pueden decidir si reparan o reciclan el horno.
  • Los hornos de microondas emiten radiación no ionizante en la forma de ondas de radio en el rango de frecuencia de 2.4 GHz, que son llamadas microondas. Esta radiación NO es la radiación ionizante causada por la desintegración de elementos radiactivos o isótopos (rayos X y los rayos gamma) y esta radiación solo se emite cuando el horno de microondas está encendido.
  • Las microondas tienen tres características que nos permiten utilizarlas para cocinar: son reflejadas por el metal; atraviesan el vidrio, papel, plástico y materiales similares; y estas son absorbidas por los alimentos.
  • Muchas personas no utilizan el horno de microondas debido a que le temen a la posible insalubridad de los alimentos cocinados de esta manera. Si esto realmente te molesta, no utilices un horno de microondas. Aun queda mucho por estudiar, para determinar con precisión y exactitud cuál es el nivel seguro de exposición a la radiación de microondas.
  • Los hornos de microondas funcionan por medio de un magnetrón (un generador de radio frecuencias) con un voltaje alto dentro del rango de 2 KV (2000 Voltios, 0.5 amperes). Esto es un voltaje y corriente muy altos, la cual te puede causar la muerte.
  • ¡Los métodos presentados aquí no son a prueba de fallos y estos no deben reemplazar a un técnico capacitado con el equipo adecuado para detectar fugas de radiación!
  • No enciendas el horno de microondas mientras tu computadora portátil aún se encuentra dentro.
  • Lo más peligroso de usar un microondas es quemarte con los alimentos calientes si no los manejas adecuadamente.

Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons