01 abril, 2017

Cómo cuidar un cachorro

Criar a un cachorro puede ser una experiencia divertida y gratificante, pero no subestimes la cantidad de trabajo que conlleva prepararse para llegada de un cachorro. Si bien criar un cachorro no es tan difícil como cuidar a un niño, los cachorros problemáticos pueden poner tu paciencia verdaderamente a prueba. Una vez que elijas la raza de perro que se adecue mejor a tus necesidades y limitaciones, vas a tener que aprender cómo cuidar y entrenar a tu cachorro a través de su crecimiento. Sigue los pasos siguientes para aprender cómo cuidar a tu nuevo pichicho adorable de la manera correcta.

Cómo cuidar un cachorro
(CC) por wsilver

Prepárate para tu cachorro 

  1. Compra un cachorro que se adecue a tu estilo de vida y limitaciones. Hay mucha variedad entre las razas de perro, así que investiga para saber cuál es la mejor raza para ti. Hazte las siguientes preguntas cuando elijas la raza del perro: 
    • ¿Cuánto espacio necesita? 
    • ¿Cuánta atención va a necesitar? 
    • ¿Quiero un macho o una hembra? 
    • ¿Quiero un perro faldero o perro energético? 
    • ¿Qué tan cara es la raza que quiero? 
    • ¿Puedo pagarla? 
    • ¿Quiero que mi perro juegue a buscar y traer? 
    • ¿Es la raza buena para los niños? 
    • ¿La raza va a sentirse cómoda en mi clima regional? 
    • ¿La raza va a llevarse bien con mis otras mascotas?
    • ¿Cuántos años normalmente viven los perros de cierta raza?
  2.  Fíjate que tu casa sea a prueba de cachorros. Hacer que tu casa sea una casa a prueba de cachorros es básicamente lo mismo que hacerla a prueba de bebés. Quita objetos pequeños, filosos, peligrosos de los lugares a los que tu cachorro pueda tener acceso. Asegúrate de sacar todos los cables eléctricos, alambres, baterías, etc. y de que no estén conectados a la pared en lugares donde el cachorro los pueda masticar. Hay peligro de descarga eléctrica si tu perro mastica cables enchufados.
  3. Compra comida para perro de buena calidad. Averigua con qué comida para perro se inició tu cachorro antes de haberlo adquirido tú. Si cambias la comida abruptamente, tu cachorro se puede enfermar
  4. Cómo cuidar un cachorro
    (CC) -  AMagill
    • Dependiendo de la edad de tu cachorro, empieza con comida seca formulada para cachorros. 
    • Siempre elige comida para perro que sea principalmente a base de carne, no de granos. Los perros no fueron hechos para comer granos y puede afectar su sistema digestivo, especialmente el de los cachorros. En lo posible opta por una dieta libre de granos. 
    • Alimenta a tu cachorro con una proporción de ácidos grasos 5:1 omega-6 a omega-3. Este puede venir en la comida o en suplementos como el aceite de salmón diseñado especialmente para darle a tu perro. 
    • Alimenta siempre a tu cachorro a la misma hora todos los días y haz que el tipo de comida sea consistente. Los cachorros no pueden tolerar cambios abruptos en su dieta. Si cambias de marca de comida, haz que la transición sea gradual mezclando la comida nueva de tu cachorro con la comida vieja en mayores cantidades. 
    • No le des sobras de comida humana potencialmente nocivas. Las uvas, las pasas, el té, el alcohol, el ajo, las cebollas, el aguacate, la sal, y el chocolate son tóxicos para ellos.
    • Después de que cumplan ocho semanas de edad, puedes empezar a alimentarlos en un régimen basado en su edad. El tamaño de la porción va a depender de la raza y el tamaño del cachorro. 
  5. Ten siempre agua fresca para tu cachorro. Cambia el agua de tu cachorro por lo menos dos veces por día para asegurarte de que esté tomando agua limpia. 
  6. Compra juguetes para cachorro y una correa. Ten juguetes esperando por tu cachorro cuando lo traigas a casa para que pueda empezar a jugar inmediatamente con los miembros de tu familia. Esto va a hacer que se sienta cómodo rápidamente en tu casa y que en un abrir y cerrar de ojos empiece el proceso de socialización del cachorro. Ten una correa lista para poder empezar a entrenar al cachorro y sacarlo afuera sin dejar que se vaya corriendo

Entrena al perrito 

  1. Permítele a tu cachorro explorar tu casa. Cuando lo lleves a un lugar desconocido por primera vez, va a necesitar acostumbrarse a los alrededores y a sentirse cómodo con su entorno. 
    • Asegúrate de que todas las puertas estén cerradas para que el cachorro no salga. Luego permítele deambular por la casa para olfatear y explorar su nuevo entorno. 
    • Cierra las habitaciones que quieras designar como “prohibidas” para tu cachorro. De esta manera no se va a encariñar con ningún lugar en particular y tú puedes evitar tener que entrenar a tu cachorro a que no vaya a ese lugar más adelante.
  2.  Haz que tu cachorro socialice. La socialización es importante para que tu cachorro aprenda el comportamiento normal de los perros al exponerse a otros perros y humanos. Es mejor que socialice entre las tres y doce semanas de edad. Dentro de ese período de tiempo, los cachorros aceptan más las nuevas experiencias.
  3. Utiliza un método de recompensa. Dale a tu cachorro premios o juguetes como recompensa cuando obedezca tus órdenes. Primero muéstrale que tienes un premio o un juguete mostrándoselo en la cara y obteniendo su atención. Luego, da una orden como “siéntate”, “quieto”, o “afuera" dependiendo de lo que estés tratando de enseñarle al cachorro. Cuando el cachorro obedezca, dale el premio. 
    • Sé firme en tus órdenes y estricto cuando te desenvuelvas. No le des premios en cualquier momento del día o no va a aprender que tiene que trabajar para conseguir sus premios. Elije comida sana que esté especialmente formulada para cachorros, no le des sobras de la cena que no sean fáciles de digerir. 
  4. Utiliza un método de disciplina. En vez de darle a tu cachorro recompensas positivas cuando haga algo bien, puedes usar el enfoque disciplinario para enseñarle a tu cachorro qué no debe hacer. 
    • Llena a una botella con espray con agua y rocía a tu cachorro en la cara (no muy cerca ni muy fuerte) para que no le gusten las repercusiones de sus acciones. 
    • Asegúrate de tener la botella de agua a mano poder rociar a tu cachorro inmediatamente después de haberse portado mal. 
    • Agarra gentilmente a tu cachorro del collar si se porta mal y haz que te preste atención mientras le das una orden negativa como "No." 
    • No lastimes a tu cachorro, sólo usa tus manos para dirigir su atención hacia ti. 
  5. Enséñale las órdenes básicas primero. Al establecer órdenes básicas, tu cachorro puede crear una base para aprender a jugar juegos y a llevarse bien con otras personas y otros perros. Comienza a enseñarle las órdenes básicas tan pronto como puedas. Cuanto más joven sea, más rápido va a desarrollar hábitos duraderos. Enséñale a tu perro a venir. Enséñale a tu perro a sentarse. Enséñale a tu perro a acostarse. 
  6. Enséñale a tu cachorro a que haga sus necesidades afuera. Ponle una correa a tu perro y llévelo afuera cada una o dos horas para enseñarle a que tiene que salir cuando necesite ir al baño. Haz que se quede afuera hasta que haya ido al baño para enseñarle qué es lo que quieres que haga mientras esté afuera. 
    • Utiliza una almohadilla para perro para enseñarle a tu cachorro a orinar en un lugar en particular. Si planeas dejar a tu cachorro adentro durante el día, puedes comprar una almohadilla absorbente de orina en una tienda de mascotas que contenga tecnología contra el olor. Recoge a tu cachorro y ponlo en la almohadilla cuando creas que quiere ir al baño o si empieza a hacer sus necesidades. 
    • Usa órdenes negativas cuando tu cachorro haga sus necesidades adentro o en un lugar inapropiado. 
    • Muéstrale a tu cachorro que no es justo, señálaselo con el dedo y di "No" en voz alta para enseñarle a tu cachorro que lo que hizo no es aceptable. 
  7. Proporciónale a tu cachorro un lugar donde dormir. Compra una cama para perro cómoda o aprende cómo hacer una cama para tu pichicho. Al darle a tu cachorro un lugar para dormir cómodo en seguida que lo traigas a casa, puedes enseñarle a que no duerma contigo en tu cama. Tienta a tu cachorro a que vaya a su cama con un juguete para masticar o con un hueso para que quiera dormir en el área designada
    Cómo cuidar un cachorro
    (CC) -  andreaarden

Mantén la salud de tu cachorro 

  1. Inmuniza a tu cachorro. Los cachorros heredan su inmunidad de su madre, pero entre las semanas seis y doce esa inmunidad empieza a desaparecer y el cachorro va a tener que ser inmunizado. 
    • Antes de inmunizar a tu cachorro, no lo dejes entrar en contacto con otros perros u otras personas que puedan propagar un malestar o una enfermedad. 
    • Cuando tu cachorro tenga entre seis y nueve semanas de edad, llévalo al veterinario para que lo vacunen contra varias enfermedades, entre ellas el moquillo, la parainfluenza, hepatitis canina, rabia y el parvovirus. En la primera visita al veterinario, asegúrate de comprar un medicamento para desparasitar para deshacerte de los parásitos que puedan afectar su tracto digestivo. 
    • Habla con tu veterinario para saber qué vacunas adicionales necesitaría tu cachorro. 
    • Asegúrate de llevar a tu cachorro al veterinario cada seis meses por lo menos para controlarlo hasta que esté completamente desarrollado.
  2. Esteriliza o castra a tu cachorro. Si quieres evitar que tu cachorra tenga bebés, vas a tener que esterilizarla o castrarlo cuando tenga unas 20 semanas de edad. Generalmente es buena idea castrar a tu cachorro a menos que estés seguro de que quieres que se reproduzca en algún momento. 
    • Algunos perros también pueden volverse agresivos cuando no están castrados. 
  3. Saca a pasear a tu cachorro diariamente. Trata de asegurarte de que tu cachorro tenga una hora de ejercicio y/o tiempo de juego por día. No le exijas demasiado con corridas largas, pero permítele correr por el patio y salir a caminar por lo menos una vez al día. 
    • Diferentes razas necesitan diferente cantidad de ejercicio por día. Asegúrate de hacer tu tarea para averiguar cuánto ejercicio necesita tu cachorro en particular. Permítele a tu cachorro jugar con otros perros a modo de ejercicio. Asegúrate de haber vacunado a tu cachorro y de que los otros perros sean amigables antes de hacerlo.
  4. Demuéstrale cariño a tu cachorro. Abraza y acaricia a tu cachorro todos los días. Después de todo, los cachorros son bebés que necesitan que los eduquen y les den amor.
  5. Juega con tu cachorro. Asegúrate siempre de darle atención a tu cachorro jugando con él diariamente. Un cachorro estimulado es un perro inteligente, feliz y sano que tenderá a ser más obediente que otros cachorros. 
  6.  Baña a tu cachorro regularmente. Dale un baño a tu perro cada dos semanas para mantener su pelaje libre de pulgas y suciedad. Utiliza champú para mascotas y agua tibia para bañar a tu cachorro en una tina de baño o afuera con una manguera. Utiliza un peine de perro para cepillar su pelaje después de darle un baño. Bañar a tu perro no sólo evita que tenga pulgas y erupciones en la piel, también evita que huela mal. 
  7. Practica buena higiene para con tu cachorro. Corta las uñas de tu cachorro cada tantas semanas para evitar que se acumule tierra y para evitar que tu cachorro rasguñe personas y cosas. Cuida bien los dientes de tu cachorro cepillándolos con un cepillo de dientes y un dentífrico hecho especialmente para perros. Los juguetes para masticar hechos con propiedades contra las plagas también pueden mantener los dientes y encías sanas.

Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons