05 abril, 2017

Cómo lidiar con el bullying

Los bullys (matones, acosadores, etc.) existen en todas las formas y tamaños, y la mayoría de nosotros tenemos un roce con ellos en un momento u en otro a lo largo de la vida. Sin embargo, ellos pueden ser muy problemáticos en la escuela. El bullying  o acoso pude ser un problema serio, tanto en las escuelas como en el lugar de trabajo. Incluso ha habido casos de niños y de adultos que han llegado a suicidarse a causa de la intimidación que sufrían en su lugar de trabajo o de estudio.
(CC)

Toma estas medidas


  1. Conoce el tipo de bully con el que estás tratando. Los bullys agresivos suelen ser propensos a abusar físicamente y sin vacilación. Aquellos que basan su estrategia en burlarse realizan un constante abuso verbal (insultan, hacen chistes, bromas ofensivas, etc.) El acoso mediante las nuevas tecnologías como mensajería instantánea, correo electrónico o cualquier otro medio electrónico. Hay formas específicas para combatir a estos bullys en internet. Lo mejor es borrarlos de los contactos y no leer lo que dicen. 
  2. Toma precauciones en torno a los bullys. Trata de evitarlos en la escuela o en situaciones sociales. No vayas donde ellos están, haz todo lo posible para evitarlos, pero no des indicios de que lo estás evitando. Por lo general, si ellos perciben que están teniendo éxito, pueden acentuar su estrategia intimidatoria sobre ti. 
  3. Muestra una reacción mínima ante la intimidación. No muestres a los bullys que te sientes herido, así se sentirán incómodos y lo más probable es que te dejen en paz. Los bullys alimentan su satisfacción con el dolor de otras personas o cuando hacen que estén incómodas, por lo que no les des un motivo para ello. Esta táctica puede ser contraproducente, dependiendo de la personalidad del agresor, así que interpreta bien la situación. Algunos pueden seguir atormentándote, ya que disfrutan haciéndolo, aun viendo que no estás sufriendo. No se puede entrar en razón con una persona irracional. 
  4. No hagas bromas para demostrar que no hay nada que pueda lastimar tus sentimientos. Esto solo va a favor del agresor, y puede usarlo para humillarte y dañar tu autoestima. 
  5. En cambio, responde a un ataque verbal. Si es en público, puede provocar la risa de sus compañeros o de las víctimas de su intimidación. Esta puede ser la peor pesadilla de un fanfarrón, verse destronado de su posición predominante. No insultes al agresor si tiene antecedentes de haber realizado intimidaciones físicas, ya que no puedes ganar ese conflicto. Avisa a una figura de autoridad para advertir de la situación. 
  6. Informa sobre la intimidación a una figura de la autoridad. Puedes contárselo a tus padres, al director de la escuela o a alguien que pueda parar los pies de tu agresor. Es importante que hables del problema con alguien para tratar ponerle freno. 
  7. Ayuda a otros. Los bullys son personas que tratan de crear una buena impresión. Sin embargo, se puede apreciar mejor al ayudar a otros. 
  8. Únete a un grupo para saber cómo defenderte ante las agresiones. Es importante hacer ver que te sabes defender y que no eres una presa fácil. 
  9. Es importante que aprendas técnicas de defensa personal. La lucha es la última opción, pero si tienes que hacerlo tienes muchas artes marciales que puedes aprender. 


Toma en cuenta lo siguiente

  • No intentes convencer a un bully, a ellos no les importa tus sentimientos. Debes mostrar confianza y que  que sus palabras no tienen ningún efecto sobre ti. 
  • Recuerda que los agresores no pueden herirte. Ellos solo quieren mostrar que son poderosos, a pesar de que muestran que son todo lo contrario, son unos cobardes. La gente que en realidad es poderosa lo muestra de diferentes formas, y no lo hacen por medio de humillar a los que son más débiles. Debes demostrarle que no te da miedo. 
  • Algunos niños que muestran tendencias agresivas podrían manifestar ese comportamiento por celos. Puede que solo te intimiden porque tienes un gran talento que ellos no tienen, así que siéntete orgulloso de lo que haces. 
  • Mantén la calma en todo momento, ya que de lo contrario puedes desconcertar y frustrar a un bully, circunstancia que puede provocar una reacción negativa. 
  • No hagas caso de sus manifestaciones. Lo único que quieren es atención. 
  •  No dejes que estas personas te intimiden y te hagan sentir mal. El suicidio no es una opción, ¿por qué hacer sufrir a tu familia por culpa de esos seres tan desagradables? Enfréntate a tu problema. 
  • Si un agresor adulto o joven te amenaza con herirte, eso se llama abuso. Habla con alguien que pueda ayudarte de inmediato. 
  • No dejes que los insultos o las palabras del agresor te hieran. Ignóralos, hay millones de cosas bellas en el mundo y tú eres una de ellas.
  • Recuerda que ellos buscan provocarte y generar una reacción. No les hagas caso. Al final, se aburren y desisten por sí mismos.

Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons