27 mayo, 2017

Elegir y conservar piñas

Los amantes de la piñas pueden decirte que hay una gran diferencia entre la piña enlatada y la piña fresca. Tú serás recompensado por tus esfuerzos en seleccionar y preparar una piña fresca llena de vitaminas y sabor. Parte de disfrutar las piñas es asegurarte de comprar una buena piña y después almacenarla apropiadamente. Es importante saber cómo distinguir entre una piña madura y una que aún le falta en la tienda. No confundas el cambio de color en la piel después que traigas la piña a tu hogar con que la piña esté madurando.
por Susanne Nilsson/- cc

Elegir piñas


  1. Evalúa la apariencia de la piña que estás a punto de comprar. Tira de una de las hojas. Si esta sale de la mata, la piña está madura. Las hojas deben ser verdes sin señales de marrón. Sin embargo, si las hojas están secas y marchitas o resecas en apariencia, busca otra piña. Esto indica que bastante tiempo ha pasado desde que la piña fue recogida. Evalúa el color de la piel de la piña. La piel debe ser de unos colores brillantes verdes y amarillos sin áreas blancas o de color marrón. Dependiendo de la variedad de la piña, el color debe ser más amarillo que verde. Verifica el tamaño de los ojos desde la parte superior a la parte inferior. Todos deben ser similares en tamaño y en color y sin moho. 
  2.  Toca la piña para sentir si está madura. Si el color de la piña califica a la descripción ideal, aprieta suavemente la fruta. Esta debe ser firme pero un poco maleable. No debe haber manchas abolladas o blandas. Una buena piña, madura y jugosa se sentirá pesada.
  3. Huele la piña. Una piña fresca y madura debe tener un olor dulce. 

Conservar piñas


Mantén fresca la piña hasta que esté lista para comerse almacenándola correctamente.
  1. Almacena la piña fresca en casa en el mostrador o el refrigerador. Una piña puede guardarse en el refrigerador por 1 o 2 días. 
  2. Congela la piña fresca para almacenarla a largo plazo. Una vez que la piel y el centro se eliminen de la piña, puedes almacenarla en contenedores herméticos en el congelador hasta por 12 meses.
  3. Usa un deshidratador para secar la piña y almacenarla. Usa un cuchillo afilado para pelar, quitar el centro y cortar la piña. Asegúrate de que las rebanadas sean consistes y de aproximadamente ½ pulgada (1.25 cm) de grosor. Coloca el deshidratador de acuerdo a las indicaciones del fabricante o a unos 130 grados Fahrenheit (54 grados Celsius) hasta que la fruta llegue a un estado correoso pero no pegajoso. La fruta debe durar hasta unos 12 meses a temperatura ambiente o indefinidamente en un congelador.
    ELegir y conservar piñas
    por Michael Dales/- cc
     

Entrada destacada

Cómo tratar el acné con aceite de coco

Licencia Creative Commons